sábado, julio 29, 2006

De sonrisas y risas

TRES FOTOGRAFOS EXTRANJEROS EN SANTIAGO

Chema Madoz en el MAVI - 22 de Junio hasta el 20 de Agosto, 2006
Abelardo Morell en el MBA - 4 de julio hasta el 31 de agosto, 2006
Elliot Erwitt en el MBA - 16 de junio - 30 de julio, 2006 !! (mañana último día)


foto doifel videla, expo Chema Madoz en el MAVI

Hace dos domingos atrás, un perfecto día soleado de este clemente invierno, aire limpio y transparente, nos fuimos con Xiaoli a desayunar al centro. En la esquina de Merced con Monjitas tomamos unos fragantes capuchinos con algunos croissants (curiosamente algo salados) y pain au chocolat de Le Fournil. Mucha gente atestaba el pequeño local y desafortunadamente el invierno no era tan cálido como para tomarlo fuera. Con el mejor ánimo del mundo iniciamos nuestra exploración de ese barrio perfecto en día domingo.

Nuestra primera visita fue el MAVI, mi museo preferido, de talla humana, cálido, ordenado, creativo y siempre con exposiciones interesantes. Al cartel: Chema Madoz.

Yo solo había visto a Chema Madoz en una exposición colectiva en París, no imaginaba lo que iba a encontrar. ¡Una verdadera retrospectiva! Excelentemente bien montada, una "puesta en lugar" de muy buen criterio. En fin, una delicia que recorrimos con una sonrisa permanente en los labios, comunicándonos una y otra vez los detalles de su perspicacia.

Chema Madoz crea instalaciones destinadas a transformarse en fotografías. Coincidiendo en esto con el brasileño Vic Muniz. Son ideas, siempre ingeniosas, que elabora y construye con objetos materiales que no duda en inventar en base a asociacion de ideas. La primera sensación que saltó a mi mente fue René Magritte, algo de Man Ray, algo del humor ácido de Duchamp y los dadaístas. Chema Madoz ciertamente hubiera estado feliz en compañía de estos últimos, pues si bien lo podemos situar entre los surrealistas es con dadaístas, como Picabia o Raoul Hausman que lo siento más afín en su actitud humorística, que puede ser a veces tierna, como irónica.

Me quedé pensando en lo incongruente que se me hacía la fabricación de ideas con objetos tridimensionales materiales y llevados al plano a través del blanco y negro. Todo esto los hace como antiguaos, improbables, como la "fauna" fabricada del "Dr. Ameisenhaufen" (traducción: montón de hormigas) de Joan Fontcuberta, autor probablemente indispensable en la obra de Chema Madoz.

Ficción, ideas y un bien cultivado humor, fueron los ingredientes de esta maravillosa exposición que nos ofrece el MAVI por algunos días más, que nos dejo sonriendo por un buen rato.

De allí nos encaminamos a la catedral de nuestro arte: el Museo de Bellas Artes. Nuestra idea era visitar la exposición de Elliot Erwitt, que dicho sea de paso no ha contado jamás con mi entusiasmo, pero, conociendo la adoración por los perros de Xiaoli no dudé iba a ser de su total agrado. Sin embargo en el primer piso, nos encontramos a boca de jarro con una exposición inesperada: Abelardo Morell, del cual yo solo había visto, nuevamente, una sola imagen en una exposición colectiva en Colonia.

Hay muchas ideas e imágenes que se agolpan en mi cabeza cuando pienso en el trabajo de Morell, que dicho sea de paso no deja de evocarme el cuento de Bioy Casares: La invención de Morel y toda la erudición y fantasía de Borges, pues ciertamente me rememora el mundo borgeano. El fetichismo por los libros, los personajes saliendo de ellos para permutar de dimensión, como lo hace Abelardo Morell en su ensayo sobre "Alice in Wonderland", o con el "Book" llevado a la categoría de ciudadela, de casa fantasma o de pozo infinito. La yuxtaposición de las imágenes de un libro ilustrado, la contigüidad, el dialogo entre sus personajes, todo esto me hizo revivir mi vida dentro de los libros cuando era pequeño. ¿Acaso lograba distinguir a esa edad sus personajes de la vida "real"?

Esta exposición no es fácil y una vez más en blanco y negro lo cual la oscurece aún más en mi opinión. Pero tengan la certeza que es mucho y es una verdadera retrospectiva de Abelardo Morell, una exposición peso pesado. Llena de ideas, de referencias, de sensaciones, de opiniones que pasarán a muchos desapercibidas.



De todas las ideas expuestas por Morell solo tomaré la que me parece principal y para mi altamente significativa: la proyección de imágenes. Que es el fenómeno que nos permite ver y reproducir visualmente el mundo exterior. La imagen que, gracias a un dispositivo óptico, vuela por los aires para posarse, o no, sobre un objeto es algo que yo encuentro milagroso e incomprensible. Pues bien Morell lo encara de una manera muy especial, fotografiando espacios a oscuras —comedores, dormitorios, salas de espera— donde por efecto de "camera obscura" viene a proyectarse una imagen del exterior. Esa formula, para mi evoca el encuentro entre la realidad de nuestro imaginario y la realidad exterior, que se unen, por supuesto, en nuestro imaginario nutriéndose mutuamente, a veces devorándose.

Con estas dos exposiciones en mente bajamos a la sala Matta, donde con gran soporte publicitario se expone Eliott Erwitt. Recuerdo alguna vez haberlo puesto como ejemplo del típico fotógrafo simplón de mal gusto, que se cree divertido. Debo retractarme un poco de esta opinión. Ver lo mejor de Erwitt en una sola sala es reconfortante y llevó nuestras sonrisas precedentes hasta las risas, pues Erwitt es cómico, anecdótico y hasta chabacano, pero lo hace bien. Chico travieso, viejo con alma de niño, no lo sé, pero nos reímos un montón en la exposición de Erwitt que además está llena también de historia, de celebridades, de personajes históricos y de humoradas en las cuales los perros se roban la película. Una exposición para acabar del mejor humor posible, un domingo perfecto en el corazón de Santiago.


8 Comments:

Blogger KareM said...

ehh lo leí todo! y comparto el encanto de visitar el MAVI y la muestra de Chema, a don abelardo? no lo he visto aún pero tbn me tincó... y a Erwitt q vi hace rato ya mmmmm no me encantó, fue grato, tiene sus aciertos, pero creo q sería bueno otra cosa más estimulante dentro del campo de la fotografía, no lo crees? si fueras curador de una sala como esa... saludines!!!

julio 29, 2006  
Blogger FoTomas said...

muy buen panorama!, espero poder visitar a cada uno de ellos..., nos vemos el jueves.
Saludos Doifel

julio 29, 2006  
Blogger FoTomas said...

oh, se me olvidaba preguntar...conoces algun buen libro sobre "cultura pop"????....
saludos

julio 29, 2006  
Blogger doifel said...

Oye Karem, no te puedo creer que te tragaste toda esta lata! Mañana nos vemos, si no llueve, por la zona. Creo que se me olvidó visitar el Mac la última vez. ¿Hay algo?

Tomas, supongo que el de Taschen "Pop Culture" es un clásico.

julio 30, 2006  
Blogger alvaro said...

Con gran dificultad fuí al Mavi a ver a chema Madoz. Al Bellas Artes no he ido nada mas que porque estaba Erwitt.

Es que el B/N es tan inmensamente aburrido, tan obsoleto, tan poco audaz, tan falso, tan cebollero y vende poma.

Me gustó muchísimo lo de Chema Madoz. Eso mismo en color hubiese sido maravilloso. Que pocas agallas!!!!!. Yo creo que es por vender que siguen en el B/N , no lo entiendo de otro modo.


Dudo que me asome por el MNBA. Erwitt ha sido y será un latero. ¿Cuándo irán a traer autores contemporáneos en color?. Siempre la Iturbide, Salgado etc, me muero de lata!!!!!.

Me iirita la mediocridad del medio y el veneramiento del B/N. ¿Hasta cuándo?

julio 30, 2006  
Blogger doifel said...

Yo creo que el b/n no es casual en Chile y no tiene nada que ver con nuestras posibilidades técnicas (aunque esa fue durante mucho tiempo la excusa preferida). Yo creo que corresponde a una cierta estructura mental, a un desarrollo (o subdesarrollo) de la consciencia.

Moverse en un mundo bipolar es algo simple y hace parte de nuestra herencia religiosa de origen semita (hebrea, cristiana o islámica), la política, la prensa, los conflictos bélicos, todos se basan en ello. No es algo entonces que podamos resolver solo gracias a la técnica. En ese sentido, siempre a la gente se le hará más fácil entender las cosas si hay dos polos, uno luminoso y otro oscuro, el bien y el mal. Aunque, como dicen los budistas, esta no sea más que la ilusión que origina todos nuestros males, seguiremos por largo tiempo pegados al paradigma de la oposición permanente.

El mundo multipolar que nos propone el color y especialmente los colores pastel donde están ausentes las pasiones desbordantes, simplemente no corresponde a nuestro estado de conciencia.

julio 31, 2006  
Blogger alvaro said...

Estamos de acuerdo. A mi me patea demasiado el B/N y me cuesta disfrutar con trabajos en B/N. Lo de Chena Madoz fue excepcional, pero como que tengo que forzarme, como cuando vino ese guatemalteco (creo),también al MAVI, que hacía trabajos con oro. Gran parte de su labor era la técnica espectacular. Con la técnica que usaba tenía ganado el 80% del resultado.

El color es muy difícil. Se parte con el pié izquierdo. Digo eso porque si bien vemos en colores, por la maldita herencia de la tradición del B/N, los fotógrafos de mi edad, en Chile, vemos en B/N. Hay que aprender a ver en color y como si fuera poco a fotografiar en color, con los códigos y el lenguaje del color.

Si bien los pasteles son el lenguaje, a mi me llaman poderosamente los colres potentes, sin querer, debe ser por mi personlidad . De hecho, muchas fotos tuyas tienen colores fuertes, que distan del clásico pastel.
¿Cómo concilias esa dualidad?

agosto 01, 2006  
Blogger doifel said...

Creo que el asunto de los colores es parte del discurso, o hablas a gritos, con colores fuertes o bajito, con colores pálidos. Pero independientemente de eso, que ya es toda una actitud, se pueden balancear las cosas en el discurso. Por ejemplo los pescados rojos de "revista f8", son a gritos, pero al mismo tiempo son una broma, de modo que el discurso se regula al reírse de sí mismo y relativizar el conjunto, entre forma y discurso.

Vivimos una época donde todo es relativo porque, pese a lo que parece, estamos entrando en una época multipolar por cuestión de evolución y agotamiento de los esquemas tiránicos que definen el bien y el mal para todos. Lo que vemos, como las salvajadas de las guerras coloniales actuales y uniformización de los medios oficiales por el terror y la represión de parte de una elite agresiva, creo que es el fin de esos sistemas. Poco antes de que cayera la Unión Soviética, se seguían contando las mismas mentiras y se seguía reprimiendo como si nada, lo que ocurre es que los cambios se producen paulatinamente, pero emergen de pronto tras una larga acumulación de conciencia. Yo creo que los sistemas tiránicos están trizados por dentro, de allí su violencia insoportable para intentar mantenerse.

Piensa por un momento que escribirían los periodistas si no los amenazaran con despedirlos si no se pliegan a la línea editorial. Si estuvieran libres de relatar realmente lo que están viendo. Si lo hicieran no durarían cinco minutos más en su puesto. Esa es la debilidad de este sistema.

agosto 01, 2006  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home