domingo, junio 04, 2006

Fotografía, la muerte de un mito

Algo extraño está sucediendo con la fotografía. Mientras más gente hace fotos, menos visibilidad esta tiene. Es decir, el medio fotográfico hoy en día es algo tan banal como hablar por teléfono. Lo que necesitamos para hacer fotos, no va más allá del mismo teléfono celular. Si queremos que una foto nuestra sea publicada, basta con subirla a Internet: Flikr, Fotolog, Photoblog etc. e iniciar una pequeña campaña de relaciones públicas para que la gente la vea.


foto doifel videla, "get active"

Walter Benjamin decía que la fotografía había hecho perder el "aura" a la imagen, por efecto de la reproductibilidad que no solo la alejaba del "original" sino que la ponía al alcance del público, ya que todo el mundo podía llegar a tener una copia de ella. Desde luego que esto no era más que teoría, ya que Walter Benjamin vivía en un mundo de objetos y estaba comparando un objeto único —la pintura— con un objeto múltiple —la foto—. No pasaron muchos años antes de que nos diéramos cuenta que múltiple, en el mundo atómico-molecular, no era sinónimo de infinito. La extrapolación de Walter Benjamin era simplemente imposible tratándose de objetos.

A tal punto estos objetos eran realmente limitados en número, que hoy en día descubrimos que esos objetos eran ... únicos. Que hayan sido uno, diez o cien, los hace casi únicos. La diferencia por tanto, a ese nivel, entre pintura y fotografía era más cuantitativa que cualitativa. Esto sin considerar que el negativo siempre fue único y sigue siéndolo.

El hecho que ahora podamos visualizar (y copiar) imágenes fotográficas en nuestra pantalla, a costo cero, espera casi cero, en cualquier momento y desde cualquier lugar (donde haya o llevemos un computador), si significa un verdadero cambio cualitativo.

Lo que ayer fue un cambio en la organización del trabajo, hoy es una revolución, porque pasamos del átomo al electrón.

Este cambio de "frecuencia", de niveles energéticos, de materia por impulsos eléctricos, no solo está haciendo perder el "aura" a la foto, sino también está destruyendo el mito ancestral, que parte del establishment fotográfico intenta conservar para su propia sobrevida, que la fotografía era un acto de alquimia mayor. Con el cambio al soporte digital la banalización de la fotografía es un hecho. Ya no más esperas, ni invocaciones para que las fotos, por intervención divina, salgan bien. Ya no más mantras para que el revelado no nos dé sorpresas. No más manos agitándose sobre un papel bañado en luz para regular indomables contrastes. Ahora sacamos la foto y vemos el resultado, expresado en infalibles números. La magia , los ritos y los ruegos se han ido para siempre.

Las consecuencias no solo son prácticas, sino de significados. Esto va a modificar nuestra manera de valorar la foto y de hacer fotos. Antes existían las fotos, porque ya lograr una foto correctamente expuesta, bien compuesta y publicada era un logro. Hoy en día eso lo puede hacer casi cualquier persona, por lo tanto es invisible. No es nada. Como que ahora todos andamos con zapatos, encendemos la luz con un interruptor y hablamos a distancia (bueno, no todos).

De manera que la fotografía, será ejercida por otros profesionales, periodistas, publicistas, diseñadores gráficos, pornógrafos. No será necesario "ser fotógrafo" para usar ésta de manera intensiva, como no es necesario ser escritor para usar la escritura. La fotografía es un medio, que hoy llega a tal simplicidad que permite a cualquiera usarla. Los jóvenes son los primeros en ejercer este nuevo medio, con la misma soltura que sus padres y abuelos usaron la pluma o la máquina de escribir. Poco a poco su ortografía y gramática irá mejorando, tal como ya lo observamos en países que usan hace años la foto de manera masiva. Imágenes que hace 30 años hubieran sido excepcionales, hoy son "normales" y las hace cualquiera con un poquito de dedicación.

Por otra parte la fotografía como tal, desde el advenimiento de la fotografía digital, se desplazará a otro tipo de imágenes. Algo que no pueda hacer el vulgo, sino algo que se eleve, se ponga más allá de las posibilidades de cualquier persona común y corriente, cuyo verdadero valor agregado estará dado en términos de ideas, de conceptos, en capacidad para integrar información compleja y fecunda. La fotografía como tal solo será ejercida por los artistas. Como la pintura.

La creatividad de la nueva fotografía no se expresará en el dominio del medium —ahora incorpóreo— sino en la actitud y las ideas.

5 Comments:

Blogger FoTomas said...

me gustan tus articulos doifel, son como una refrescante y muy intereante pincelada por los temas fotograficamente actuales,
saludos
tomas

junio 08, 2006  
Blogger doifel said...

gracias tomas, es cada día más difícil reflexionar sobre algo tan común!

junio 09, 2006  
Blogger Tania Brito said...

Justo hoy leí un artículo que tocaba este tema. Dos fotógrafos destacados en el ámbito fotográfico Chileno: Álvaro Hoppe (Destacado en foto periodística) y Juan Domingo Marinello (Fotografía artística) discuten sobre la masificación de la fotografía y su paso a lo digital. Ellos concluyen más menos en lo mismo que tu, pero su discusión tuvo otro desarrollo, tema aparte. Personalmente creo que la fotografía es solo una técnica, claro tiene su gracia una foto tomada de forma análoga, revelada y copiada manualmente. Tiene un sentido distinto porque requiere de tiempo, paciencia, conocimiento, técnica, habilidad muy distinta a la creada por una cámara digital. La diferencia con una copia digital es para muchos imperceptible, yo les diría a esas personas que no han tenido la suerte de ver una gran copia fotográfica hecha de forma clásica. Soy romántica en ese sentido. Pero bueno finalmente lo que interesa acá es, como bien tú dices, la idea tras la imagen, el bagaje cultural y emocional que carga y la convierte en una obra de arte incomparable, independiente que ésta sea reproducida mil veces. Acaso no se han hecho millones de reproducciones del Grito de Edvard Munch, pero esto no evita que cada una de ellas te forme un nudo en la garganta cuando la ves. Al menos a mi me causa eso.

Internet es una excelente herramienta para mostrar fotografías, para crear portafolios cómodos y accesibles. La cámara digital y el scannner son para mí una ayuda increíble. Pero hay que cuidarse de no crear una cantidad incontable de imágenes desechables, que finalmente se pierden en el mar de fotos que vemos a diario. Los fotógrafos son más que técnica, la magia no está en la cámara, está en la persona que gracias a su capacidad de asombro y creatividad marca la diferencia, dejando un trozo de su persona en cada foto que crea.

junio 20, 2006  
Anonymous C.R said...

Muy buena reflexión Doifel, opino exactamente igual que tu... Y es por eso mismo es importante generar esos espacios para que, lo que se vea sean ideas y no grandes bancos de imágenes.

Saludos

septiembre 04, 2006  
Blogger Gabriel said...

Muy interesante el comentario. Lo comparto plenamente.

mayo 11, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home