lunes, octubre 01, 2007

El curioso caso de Mirolslav Tichy

Hay eventos en el mundo del arte que parecen más caprichosos que otros. Tal vez algo similar ocurra a menudo en la bolsa de valores, las carreras de caballos o los combates de box.

Misroslav Tichy, autodenominado Tarzán, nació en el pueblo de Kyjov en la actual República Checa en 1926. Luego de tres años de estudios de arte en Praga se retira y es obligado a hacer el servicio militar. Su permanente actitud rebelde lo lleva de manera intermitente a la cárcel y también a los asilos psiquiátricos, sin embargo sigue pintando y dibujando, sin por ello integrarse al sistema oficial, ya para esa época comunista. No es un opositor, ni una víctima política, como algunos quieren pintarlo. El hombre está por el "caos total" y empieza por su propia casa, vestimenta y dieta alcohólica.
A fines de los años 50 comienza a tomar fotos, para ello construye sus propias cámaras con materiales recuperados. Lo que le gusta es fotografiar mujeres, detalles. Con su ropa en harapos y sin bañarse durante largos períodos, Tichy debe fotografiar de lejos, a menudo escondido, fabrica entonces teleobjetivos con tubos de papel para la cocina, le agrega lentes de binoculares de niños y otros adminículos. Sus días transcurren entre la piscina municipal y los parques, Tichy se asigna la tarea de tomar tres rollos 35 mm por día, en grueso 100 tomas diarias. A veces no se limita a ojear las damas en los lugares públicos, para tener más intimidad las fotografía directamente en la pantalla de televisión.
Luego de tomadas las fotos revela y amplia en casa. Las fotos se van acumulando y se suman al caos imperante en su hogar, se ensucian, llenan de polvo, mal lavadas se ponen a veces amarillas. Tichy las pega a menudo sobre una somera cartulina de color y les dibuja una decoración con un bolígrafo en guisa de marco. Su actividad no pasa de ser un hobby, jamás las expone en lugar alguno.
A fines de los años 80 la revista alemana Stern realiza un reportaje sobre el curioso "artista excéntrico". Algunos coleccionistas se acercan a él, pero sin resultados, Tichy no está interesado en vender sus fotos. El tiempo pasa, Tichy cae nuevamente en el olvido, a menudo es llevado a prisión por borracho o por dormir en la calle y negarse a pagar las multas.

De pronto a los 78 años de edad, en el año 2004, los trabajos de Tichy son presentados en una exposición de arte contemporáneo de Sevilla, luego van a la galería Judin en Suiza, Nolan/Eckman en New York, Arndt & Partners en Berlin, recibe el premio del "descubrimiento" en el festival de Arles y se le realiza una retrospectiva en el museo de Zurich. Los precios de sus imágenes alcanzan los € 15.000.
Para muchos Tichy es un héroe. Una víctima del comunismo, sus goulags y asilos psiquiátricos. Es en cierta forma rehabilitado. Pero Tichy es un anarquista, vive como un vago, no ha cambiado nada. A su representante (no oficial), Roman Buxbaum —antiguo compañero de curso emigrado a Suiza— lo trata de ladrón. No dio su permiso para la exposición que este realizó en Brno, que se llevó a cabo sin su consentimiento. Al parecer el dinero de sus fotos no ha llegado a sus manos, Buxbaum se explaya en anécdotas sobre su infancia común y se institucionaliza como intermediario.


Si su trabajo fuera realizado hoy día, de seguro que sería atacado en justicia, por voyeur, inmiscuirse en la vida privada, abusar del derecho a la imagen, etc. Sin embargo el hombre es hoy día una víctima rehabilitada, no se le puede negar nada. Un libro de homenaje acaba de aparecer. Unos treinta artistas contemporáneos, desde Arnulf Rainer hasta Thomas Ruff corren al encuentro de Tichy en: Artist for Tichy.

Me pregunto ¿que pensará Tichy de esta fabricación del artista pobre que creíamos desaparecido? Como dice el mismo: "No puedes tomar buenas fotos para ser el mejor, pero puedes tomar las peores para serlo".
Con todo, debo admitir que me encantan sus imágenes, creo que el rol del caos y el azar tiene un valor insustituíble.

8 Comments:

Blogger Tomas N. said...

me imagino que ya debe existir la persona que esta escribiendo -si no es que yalo escribio- el guion para esta verdadera pelicula.
Interesante como siempre, Doifel
saludos

octubre 08, 2007  
Blogger Juan Fuentes said...

Está buena la historia de Tichy, y la verdad es que también me gustan sus imágenes... tienen algo de fugacidad, del instante que ya no se repetirá.

Saludos Doifel.

Juan Carlos.

diciembre 04, 2007  
Blogger doifel said...

gracias por sus comentarios amigos, da para pensar en que consiste el mercado del arte.

diciembre 05, 2007  
Blogger rubén said...

Todo un personaje, Tarzán. Apasionante.

enero 22, 2008  
Blogger Lata Mágica said...

Es uno exemplo que la arte de la imagen no esta associada com la câmera, pois como ello, nossotros acá del Lata Mágica Recife trabajamos con una câmeras artesanal que é una lata de leche con uno pequeno furo.

Um fuerte abraço del Brasil.

Willam & Odilene

febrero 19, 2008  
Anonymous Anónimo said...

Hola, tengo un blog de arte y he descubierto el tuyo por casualidad haciendo una entrada acerca de Shirin Neshat. Me gustaria incluirte en mi lista de vínculos del blog, espero que no te importe. Me parece tienes un sitio interesante. Aqui te dejo la direccion del blog por si quieres echarle un vistazo.

latabernadejudas.blogspot.com

marzo 25, 2008  
OpenID susanacorrea said...

wow!

he visitado muchas veces su blog.. pero me habia limitado a solo leer y ver lo que publicaba..

Hoy entre nuevamente, y lei toda la ultima entrada.. de verdad quede maravillada con esa historia, es realmente muy buena, no sabia de la existencia de este personaje y ahora dificilmente voy a borrarla de mi memoria... es más, ya comence a buscar informacion sobre Tichy.

Es increible como uno puede caminar cerca de personas con aspectos de vagabundos sin imaginar siquiera lo grandes que pueden ser, ocultos en los cartones, pasando desapercibidos entre la multitud..

Espero que siga publicando historias y datos tan interesantes...

Saludos

Suh!

octubre 08, 2008  
Blogger sergio Lay said...

Buen trabajo Doifel, Felicidades y gracias, Sergio Lay

(El mercado del arte, es solo eso, un mercado.Como cualquier mercado... Caprichoso como las mentes que lo gobiernan y le sacan beneficios y no tiene que ver con Arte... es una habilidad comercial que lucra de las habilidades estéticas... e inventa lo famoso para subir precio y lucrar mas)

septiembre 27, 2009  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home