jueves, abril 14, 2011

La Libertad

La libertad es un concepto totalmente relativo. Es decir, no es más que un sentimiento y aún más: altamente transitorio.

El hecho es que este año no doy más clases en las universidades, luego de 11 años de enseñanza, y lo casi seguro — toc, toc, toc— es que no lo haga nunca más. Esa es mi libertad temporal.

Las razones son muy variadas, pero lo resumiré de este modo: las universidades en Chile, abocadas casi exclusivamente a rentabilizar su negocio, no son instrumentos óptimos para la enseñanza. Los alumnos no solo aprenden poco y mal, sino además se les inculca una mentalidad nefasta: plagiadores, acríticos, infantiles e indolentes. El profesor es mal pagado y se le obliga a comportarse como niñera de los estudiantes. Una relación absurda, que conduce a los resultados mencionados. Apenas el 10% de los ingresos se destina a pagar los salarios de los profesores, el 90% restante va a "otros items", entre otros un ejercito de funcionarios que se multiplican como conejos. (Hay universidades que tienen más funcionarios que profesores).

Quizás en eso justamente consista el "modelo de educación chilena".

De modo que he decidido seguir mi propio rumbo, absteniéndome de tales instituciones, para formar directamente a personas interesadas en la fotografía. Este próximo mes, de mayo 2011, comenzaremos, con un amigo fotógrafo por algo práctico: talleres de iluminación en estudio, cubriendo iluminación básica, naturaleza muerta, retrato y desnudo.

Nada de esto parece muy profundo, pero no hay nada, en realidad, que no contenga cierta forma de mirar el mundo y los fenómenos. Sintetizar lo esencial de una práctica, requiere años de esta y una capacidad de reflexión suficiente como para transmitirlo. Talleres de 5 alumnos, nos permitirán obtener una compensación económica superior a la de las universidades y entregar al alumno lo que realmente necesita: aprender un oficio que le permita resolver situaciones y con eso mantenerse válido en este campo.

En estos tiempos en que la sociedad muestra la falencia de sus falsas promesas, en que el maquillaje de las creencias está cayendo a pedazos y que lo que se descubre no es más que una gran mascarada de fraude y abusos, como la "enseñanza", es importante apartarse y volver a lo real. Que es mucho más simple que un empresa carísima, cuyo único resultado es la exhibición de un papel, que en la práctica no asegura ningún conocimiento práctico, ni menos un trabajo, en un campo altamente competitivo, donde los títulos no tienen ningún valor.

Epilogo
Algo que quisiera desarrollar otro día y que me parece importante, es que el modelo de educación está orientándose obviamente hacia la enseñanza online. Lo ves cuando tienes ganas, cuantas veces quieras y con los mejores profesores, por una fracción de lo que cuesta la educación en las universidades de ladrillo y cemento.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home